2019/09/17 02:08:58
Masturbación masculina: se una experta en la materia (Parte 2)

Masturbación masculina: se una experta en la materia (Parte 2)

Autor: Sección: Tabu 21/08/2019 6:33 pm 2563

Queremos que domines el pene de tu chico (o de tus ligues) al igual que los haces con tu clítoris o con la palanca de cambios de tu coche.

El glande tiene una sensibilidad increíble, por lo que humedecerte las manos con lubricante o aceites esenciales de masaje y acariciarlo suavemente puede ser unos de los placeres con los que hacer que tu pareja vea las estrellas. Y no precisamente las de Hollywood.

Seguimos con las formas para dar placer específicamente a cada zona:

“Stop in the name of love” (Para en el nombre del amor). Esta técnica consiste en jugar con la intensidad de la masturbación. Es decir, ir jugando con el pene desde que este flácido hasta su máxima erección. El secreto reside en aumentar la velocidad de forma paulatina y cuando estés “a tope” de rapidez, parar en seco. Imagina que eres un atleta haciendo un sprint de cien metros. Pues eso. Correr, correr, correr y, de repente, parón.​

Luz al final del túnel. Esta variante es similar a la dos, ya que debes utilizar tus manos como una especie de conducto por el que el pene se va deslizando. ¿La diferencia? Que cuando terminan tus manos y comience a sobresalir el glande debe estar tu preciosa boca con la lengua. Dale un lametazo y haz que el pene vuelva al túnel. El cambio de temperatura, textura y humedad le hará disfrutar más que si le regalaras entradas para un rodaje de “Juego de Tronos”.​

Con arte y olé. Todas las veces que has oído lo de “coge una manzana, cométela y tírala” para aprender a mover las manos con arte en lo de bailar sevillanas es lo mismo que lo que puedes hacer con el pene. Sube por el tronco con la palma de la mano mirando hacia ti. Una vez en el glande, gira la mano y deja que la palma apunte hacia el otro lado. Baja otra vez por el tronco al revés. Si consigues coger ritmo de giro y aumentar la velocidad, será fabuloso para él y para ti. Después de esos movimientos tan bien coreografiados, puede que te llamen de “Fama, ¡a bailar!​”.

No eres tú, soy yoPon a tu chico delante de un espejo. Que se vea y se excite con el pene bien erecto. Ponte detrás –sin que se te vea– y cógesela como si lo hiciera el mismo.

Esperamos que con estos sencillos consejos tengas todo más claro en lo que a la masturbación masculina se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Publicidad

Tweets más recientes